dilluns, 15 de novembre de 2010

Menos luz*



Si, lo ha conseguido. Soy humano aunque todos pensasen alguna vez lo contrario. Me gusta, no le amo. Es imposible y a modo de cualquier novela tipicamente rosa me atrae aún más. Sufriré inultilmente por alguien que ni tan siquiera se dignará a darme las gracias. Caprichoso destino tu que me privas de lo más espiritual para darme a cambio esa fortaleza que me hace a veces indestructible. Si creo que me voy a serenar, me retiro, ilusión perdida, esperanza rota, corazón en mano, pero entero y digno, que para algo soy descendiente de la cabra.

Escucho sus amores, sus historias y sus gustos, me regocijo en mi dolor. Alguna lágrima hace amago de salir, pero todo controlado.

Aqui ya no hay nada que hacer, buscaré otro lugar donde el sol me caliente más.

Dice que la suerte de la fea la guapa la desea, será que ese día ninguna de las dos me tocó a mi.

Tocado, pero no hundido.

diumenge, 17 d’octubre de 2010

Volver a disfrutar*



Y saber que es en el origen donde encuentro esa felicidad. Esa actitud ante la vida. Ese orgullo del buen quehacer. Habrá problemas, perdidas, dificultades, tristezas y momentos de desesperación. Pero la naturaleza establecio el verde como su color base. Y en ello me reafirmo hoy. Soy verde sin mas.


Esa esperanza, ese disfrutar cuotidiano que me hace decir VIVA el todo y VIVA el nada.

Hijos de nuestros hijos, esperanza que acontece, florecer tardio, nieve que se acerca y optimismo que acrecienta.


Dios me conserve lo tenido y el tendré. Vida y muerte, dicotomia de una misma felicidad.


Hasta siempre ocre...

dimarts, 3 d’agost de 2010

Navegando hacía cualquier otro lugar*





Día que termina, sintonía que desentona, algo armónico, algo enmaravillado. Todo se sucederá en la cadena de la vida, la que escoge y sufre, la que patina y aguarda, la que ama y espera. Dulce esperanza de mi verde florecer. Ese que no tendrá otra que su solitaria naranja. No todos nacimos para andar acompañados. Solitario será aquel que sin vergüenza cruce el río de los ladrones. Será el malo que no se conformó con el solo estar. Será la clásica historia del bueno que termina sin saber vencido por la evidencia del destino.

Seguirá habiendo fe a pesar de sus debilidades.


Siente que el acabar será otro nuevo aparecer y sin embargo iluso de mis sueños, torpe de sus gritos, muerto de sus abrazos, quién le dirá sin susurrar que todo terminó. ¿Quien le dirá que no se sigue, que nos plantamos, que nos bajamos, que ese triste, pobre y solitario minutero es el final?


Silencio que acontece, verde que se pudre, chocolate que amarga, vida que se apaga, alma que por fin descansa, esperanza que retorna, fe que renace...



diumenge, 30 de maig de 2010

There's no place like homE*


No hay nada que inspire más a un poeta o a un simple mortal que una bonita canción, capaz de amenizar la peor de las fiestas o de contentar al más infeliz de los duendes. Todo recobrará su sentido al final del camino. Pero, ¿ y si no hay sentido?

Razón o fe, esa maldita dicotomía de la cual nunca fue posible salir. Supongo que al fin y al cabo todo será cuestión de fe. O eso, es lo que me temo tanto como amo.

Esa pequeña constante, esa luz que transforma nuestras tristezas en la fuerza de los gigantes. Siempre hay esperanza, siempre hay solución, siempre hay elección, siempre hay fe...

Aún a pesar de los descreidos, de los insensatos, de los que se abandonaron y de los que perdieron, a pesar de todos ellos sigue habiendo fe, y la tienen más que ningun otro para poder así recordarse en una faceta algo desconocida y sin aviso previo. Destino o profecía, algo que se nos escapa. Esa cara medio triste, consciente de lo que va a ocurrir, esa media sonrisa que no acaba, esos ojos nostálgicos, y esa espalda cargada de tanto peso que ya no sabe donde reposar. Se le olvidó, como a todos se nos olvida el sonreir.

A veces pienso que se apagó esa luz que nos protege, a veces pienso que todó acabó, que la solución nunca existió para nadie y que tanta lucha no sirvio más que para reirse de mi fe.

Ahora estoy seguro de ella, aunque, ¿ hasta cuando? Nadie lo va a saber, esa es la propia esencia de una vida que pretende nunca terminar. Desaparecer es renacer, la energia solo fluye y eso es precisamente la raíz de nuestro devenir.

Tened fe...

diumenge, 25 d’octubre de 2009

dulce alegria...*






Me costaba decirlo, pero me sentia extraño, nervioso, ansioso y perdido.
No conocia aun el significado de la espera. Y estaba claro que el destino me iba a poner a prueba. Pensar que algo ya no dependia de mi me irritaba tanto como me emocionaba. No comia, ni dormia, ni tan siquiera las palabras siempre mis poseidas eran ya mias.
La esperanza cegaba mis anhelos, la sensatez se esfumaba entre mis dedos, y mientras tanto todo parecia evocarse a un precipicio infinito.
Nunca llegue a perder tanto el control. Eso agrababa la situación. Por una vez deje el protocolo y senti. Senti tanto que no supe, ni sabre aun, si iba a morir o a vivir eternamente.
Oh, amarga espera, respuesta que no acaece, no me hagas sufrir más y vuelve otra vez a mi.
Atentamente,

tu sentimiento letal.

dilluns, 28 de setembre de 2009

Tornar*




Me siento mejor. Algo más guap@, algo más listo y sobretodo algo más seguro. Eso tal vez atraiga por fin al mosquito a la araña. Este empieza a ser mi lengua cotidiana. Y por fin tras meses y despues de incertezas vuelvo a estas letras, dotandoles de la intimidad necesaria que la girafa magica me inspira.

No se si verdaderamente esta es la luz que ansiaba, aunque la ansie demasiado. No se si esto servira para progresar o para sumirme mas en la duda. Aunque lo cierto es que aqui estoy de nuevo, sin mas, yo contra mi mismo, mi peor enemigo.

Y una vez la musa vuelva, todo sera más liviano y entonces podré respirar sin torpezas, sentir sin miedo y escribir sin verguenza. Hasta entonces no decaiguies.



dimecres, 24 de juny de 2009

Secretos...*




Me vuelve la inspiración. Las ganas de contar, de expresar y en fin de sentir. Yogurt con miel, que capricho tan adorable. La música como siempre me marca el compás. El calor empieza a cansar mis neuronas. Y el incierto futuro excita mis hormonas.


Pero haber, párate, reflexiona y no empieces a soltar inconexidades. Que nos conocemos ya a estas alturas. Tiempo, tres, dos, uno, listos!


Creo que la madurez empieza a ser uno de mis rasgos. Creo que tal vez por eso puedo permitirme el lujo de ser mas alocado, mas abierto, más extrovertido y hablar sin temor. Creo que este es el camino que quería para mí. La elección es constante, las tentaciones ineludibles, pero la voluntad debe ser inquebrantable, inquebrantable…inquebrantable…y el eco sigue acompañando el consejo o la virtud que certeramente se será imposible de cumplir.